lunes, 14 de septiembre de 2015

Ricardo Gerardo Higuera, el oportunista

Tulio Ortiz Uribe
No fue ninguna sorpresa que el ex senador Ricardo Gerardo Higuera fuera incluido en la estructura de gobierno de Carlos Mendoza Davis.

Oportunista como es, de última hora (28 de mayo) se "sumó" a la campaña panista de Mendoza porque, dijo, "veo un proyecto cercano a la gente y estamos convencidos que es la mejor opción este 7 de junio". Pero además contó con el apoyo de su cuñado Armando Martínez Vega, presidente municipal electo de La Paz, quien por cierto en su currículum oficial omite que fue miembro y secretario estatal del Partido de la Revolución Democrática, incrustado ahí en el 2001 por el propio Gerardo Higuera, cuando aquél se encontraba desempleado. Y ahora regresa el favor a éste en las mismas circunstancias. Desde 2006, cuando dejó el Senado -al que llegó sin el menor esfuerzo como candidato plurinominal y con el apoyo político de Leonel Cota Montaño-, a Ricardo Gerardo no se le conoce algún empleo de mediana importancia.

Foto BCS Noticias
Candidato a la presidencia municipal de La Paz en el 2011, fue derrotado estrepitosamente y alegó que le hicieron "un fraude maquinado"; sólo obtuvo 15 mil 900 votos y ocupó el tercer lugar (fue su segunda derrota para ese puesto: en 1996 Leonel Cota, desde las filas del PRI, lo dejó en la lona). Renunció en diciembre pasado al partido amarillo, porque, según dijo, el PRD "es un organismo sin rumbo", en el que sólo hay "grupos peleando por una candidatura", olvidando que renunció al PRI en 1993 por pelear una candidatura, que le fue negada.

Al ex priista, ex perredista y ahora panista, le dieron un empleo de segundo nivel como subsecretario de Planeación y Desarrollo Económico, bajo la tutela del ex rector de la UABCS Rodrigo Guerrero Rivas, nombrado titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Pero Guerrero Rivas tendrá ahora doble trabajo: el propio de su responsabilidad y cuidar a Gerardo Higuera, pues se sabe que le gusta la buena vida y es poco productivo. Esto escribimos a principios del 2011:

"Saltimbanqui de la política, desleal con sus protectores y dado a  traicionar a sus amigos, el ex senador Ricardo Gerardo Higuera extraña los años que pasó por el senado, en donde estuvo más ocupado en tramitar viajes al extranjero, que dándole seguimiento a las propuestas e iniciativas que presentó. Por lo que se sabe, son pocos los  resultados derivados de sus actividades legislativas en ese periodo; tal vez su único logro fue la aprobación de la Ley de Productos Orgánicos.

No obstante, Gerardo Higuera cumplió con sus sueños de viajar por países de Asia, Europa y América del Sur, con viáticos que superan los cinco mil pesos diarios, boleto de avión, hospedaje, comidas y gastos menores, todo con cargo al erario.

De acuerdo con una solicitud tramitada a través de la Unidad de Enlace para la Transparencia y Acceso a la Información del senado (Folio 01954/07), Gerardo Higuera realizó, tan solo entre enero de 2003 y septiembre de 2005, nueve viajes, seis de ellos al extranjero, en donde participó en reuniones que trataron temas como economía,  migración y cambio climático; hasta donde se sabe, no es ni medianamente experto en los dos últimos, ya que no se le conoce ningún libro, artículo o conferencia que diga lo contrario.

Del 12 al 16 de enero de 2003, Gerardo Higuera asistió a la XI reunión del Foro Parlamentario Asia-Pacífico, en Kuala Lumpur, Malasia; del 20 al 27 de junio estuvo en la Reunión de la Comisión de Asuntos Económicos y Tercera Sesión de el Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en Estrasburgo, Francia; en Ginebra, Suiza, asistió a la  Reunión de la Subcomisión de Asuntos Económicos y Desarrollo de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, el 21 de noviembre.

En el 2004, en la ciudad de Querétaro, participó en  la Convención Nacional Hacendaria, el 5 y 6 de febrero; luego fue al Foro Euro Mexicano sobre Migración, desarrollado del  29 al 31 de marzo en Hermosillo, Sonora; Regresó a Estrasburgo, Francia, para la segunda parte de la Sesión Ordinaria de 2004 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa del 26 al 30 de abril; viajó a Guadalajara, Jalisco, para estar en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe del 27 al 29 de mayo y  para rematar el año, estuvo en la Décima Reunión de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático, del 12 al 16 de diciembre en Buenos Aires, Argentina.

El  2005 fue malo, sólo tuvo un viaje: estuvo en las Reuniones de Parlamentarios y Ministros del G-24, en el marco de Breton Woods, del 19 al 23 de septiembre en Washington DC, USA.

De extracción priista, Ricardo Gerardo nunca imaginó que al renunciar al partido que lo cobijó varios años le permitiría no sólo viajar  por tres continentes a costa de los contribuyentes, sino devengar un salario que ascendió en seis años a más de 10 millones de pesos, ya que tuvo una dieta mensual de 126 mil pesos mensuales, más otras prestaciones que incluyen un seguro de gastos médicos por mil quinientos salarios mínimos mensuales; un seguro de separación individual, constituido con el 10 por ciento de su salario, en donde el senado aporta una cantidad similar y  aguinaldo de 40 días.

Además, el senado le proporcionó 75 mil pesos mensuales para la contratación de asesores independientes para apoyarlo en sus tareas legislativas; alimentos durante las sesiones plenarias y un boleto redondo de avión a la semana, para viajar a La Paz en los periodos ordinarios de sesiones, algo así como 150 boletos en seis años.

Las traiciones
Luego que perdió la elección para presidente municipal de La Paz en 1996 ante Leonel Cota, así como  la diputación federal por el primer distrito el año siguiente, Gerardo Higuera, derrotado y sin dinero, le rogó  Jesús Ortega, en ese tiempo Secretario General del PRD, que lo ayudara. Este lo puso en contacto con Jesús Zambrano, jefe de la delegación Gustavo A. Madero del DF en 1997 y 1998 y lo nombró subdelegado, como premio de consolación al pésimo papel que hizo como candidato.

En el 2002, ya como senador, durante la campaña para las elecciones internas por la presidencia del partido, en donde contendieron Rosario Robles y Jesús Ortega, Ricardo Gerardo traicionó públicamente a Ortega: en una carta publicada en el diario La Jornada negó que él hubiera firmado un desplegado en favor de su protector y amigo, y aclaró que su voto era para Rosario.

Miembro de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) de René Bejarano y  Dolores Padierna, el ex senador apoyó a Israel Gastélum Orozco, líder de esa tribu en el estado, para la presidencia del PRD en el 2008; se sabe que Ricardo pidió 20 posiciones para su grupo en el Consejo estatal, con lo cual, dijeron, estarían dispuestos a declinar a favor de Adrián Chávez. Gerardo Higuera mismo contendió para Consejero y Delegado al Congreso Nacional, pero tanto éste como Gastélum fueron derrotados. 

Bueno, no todo estuvo perdido: sin ningún mérito partidista, Ricardo logró meter a su esposa, Alma Luz Barbosa, como regidora del XIII Ayuntamiento de La Paz, con Rosa Delia Cota como presidenta"